Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Herramientas’ Category

– Muy mal, Sergio, muy mal -dijo Karenina levantándose-. Si no te interesan las cosas que son más importantes para los buenos cristianos, ¿qué te puede interesar? Estoy muy disgustado contigo, y tus profesores también… No tengo más remedio que volver a castigarte.

Sergio, efectivamente, era muy desaplicado. Pero nadie podía decir que fuese torpe. Por el contrario, era más inteligente que muchos de los niños que los profesores le citaban como modelos. Su padre creía que su retraso en aprender se debía a su empeño en llevar la contraria a sus preceptores; pero la verdad era que no aprendía porque necesitaba un método diferente de enseñanza. Lo que exigían de él era contrario a su naturaleza, y ésta era la razón de que considerase como enemigos a los profesores.

Aún era un niño de nueve años, pero sabía muy bien cómo era su alma y la defendía contra todos aquellos que pretendían penetrar en ella sin la llave del amor. Sus educadores decían que no quería estudiar, e ignoraban que su mayor deseo era aprender. Aprendía con el mayordomo, con la niñera, con Nadinka, con Vasili Lukitch; pero no quería aprender con los profesores.

(Leo Tolstoi. Anna Karénina, 1877)

Anuncios

Read Full Post »

El Soporte Universal

Domingo. El día más deprimente de la semana: apenas unos pocos coches consiguen vencer la depresión y salen a circular tímidamente; independientemente del tiempo que haga, el día se torna gris; el espíritu de pesantez se desdobla de cada ser humano y se sienta sobre sus hombros; las matriarcas se ven obligadas a cocinar sendos guisos milagrosos para despegar a sus familiares de sus respectivos escondites en el exilio urbano. Ni Dios fue capaz de llevar a cabo ningún tipo de actividad productiva el domingo; así se estrenó el descanso y dio paso a la publicidad. Ahora la llaman misa. Los caminos del marketing son inescrutables.

La gravedad es más acusada en domingo. Sólo se tiene constancia en la historia de un tipo de ser humano que sale en domingo sin cara de domingo y trabaja sin piedad contra la pereza. Como repite Friedrich Nietzsche hasta la saciedad propia y ajena: “El hombre es algo que debe ser superado”: así nace la Pulpeira.

Pero para los que no pertenecemos a estos estratos superiores es prácticamente imposible levantar el cráneo más allá de las rodillas y afrontar el día con alegría o un mínimo de vitalidad. Recordar que hay 52 días como éste al año hace replantearse hasta las ganas de seguir viviendo sin televisión de pago. Sólo una gran noticia, ¡un gran hallazgo!, puede transformar el tedio de la apatía en plenitud, en asombro y admiración. Llorar de alegría y sentirse orgulloso de la grandeza del ser humano ¡un domingo!

¡Sabed, oh humanos, que no hay límite para la creatividad! Los horizontes se desplazan con el propio movimiento. Hacia donde sea. El Universo se expande. Por eso es infinito. Por eso la creatividad es infinita. Y en la inmensidad del mundo material y metafísico, el hombre ha dado un paso. El hombre ha dado un paso y se nos comunica hoy domingo para dejarnos sólo 51 domingos de tedio profundo en calles donde el viento se hace protagonista y arrastra las hojas por la acera como un virtuoso acaricia las cuerdas de su violín. ¡Gracias, afán de superación! ¡Bienaventurados los que se superan porque suyo será el Reino de los Cielos! Pero, ¡más bienaventurados los que se burlan del cielo y disfrutan de los placeres mundanos en tierra firme! Que no os confundan las lágrimas de este mensajero; el mensaje que trae va más allá del bien y del mal. Las lágrimas, lejos de ser fruto del dolor, son un homenaje al regocijo del eterno bohemio. Hoy vengo a ofreceros la respuesta a las plegarias que ha lanzado nuestro subconsciente a las entidades divinas. Porque estábamos insatisfechos, pero no lo sabíamos. Porque no terminábamos de alcanzar la plenitud y ni siquiera éramos conscientes. ¡Pero, oh humanos, hemos sido oídos desde las alturas! Si no alcanzamos el nirvana con este milagro de la ciencia, es que no somos dignos de ella.

Soporte Universal

Algún piadoso, infiel al mundo del placer, presa del escándalo, se atreverá a protestar: “¡Pero es que esto es jugar a ser Dios!” Y razones no le faltarán, pero tampoco le faltarán a quien le rebata: “¿Pero acaso Dios, si es que existe, no nos ha proporcionado las necesidades, el material, a Aristóteles y el método científico?” ¡Dispensad, oh humanos, la indignación! Pero si Dios existiera o existiese y nos creara a su imagen y semejanza, estaría embutido en esta bañera, con este soporte de esencia bohemia, y querría lo mismo para nosotros.

Una imagen de 294×190 quizá no valga más que mil palabras, así que dejad, pues, que la acompañe una sencilla serie de conceptos para ayudar al ojo a ver lo que debería ver en esta mancha ininteligible: Soporte, bañera, copa de vino, vela, libro, patito de goma, regulable.

Las dos cosas más bellas que se le puede decir a un hipocondríaco que además nunca encuentra la postura perfecta a la primera ni a la segunda no son “Te quiero”, “su boleto está premiado” ni esas nimiedades. Las dos frases más hermosas para él siempre serán: “Es benigno” y “Es regulable”. ¡Gracias, oh gaya ciencia, por acordarte también de nosotros!

Pero al igual que a todos los ámbitos puros y nobles de la civilización, a éste también se acercan los indignos. El Tratado no cae ni caerá nunca en la misoginia, la homofobia o la “metrosexualofobia” pero hemos de evitar que dentro del arte del placer se lleven a cabo prácticas como de la que a continuación se da muestra violando la política de censura:

Prácticas deshonrosas

(Resolución 453×278) La información escandalosa y morbosa siempre se comunica con mayor intensidad y detalle que la constructiva. ¡Oh desdichado ser humano, siempre un paso hacia delante y dos hacia atrás!

Read Full Post »